• Welcome to videoedicion.org (v8.2). Please login or sign up.
 

¡Que empiece la fiesta!

 

Nueva convocatoria del concurso de vídeos del 20º Aniversario de videoedicion.org

 
Número de vídeos recibidos a fecha 18/10/21: 3
Probabilidad de ganar UNO DE LOS DOS CUPONES DE 300 $ (dólares americanos): 50%

PUBLICIDAD

Compra y colabora

Si usas estos banners para hacer tus compras, recibiremos una pequeña comisión. ¡Gracias por colaborar!



5% de descuento hasta fin de 2021
con el código VE20




Código VID15 para
un 15% en planes anuales



Welcome to Visitante. Please login or sign up.

30 de noviembre de 2021, 17:05:17

PUBLICIDAD

Temas Recientes

100 Visitantes, 0 Usuarios

PUBLICIDAD

Optimización de imágenes para su uso en internet

Iniciado por ramon.cutanda, 16 de mayo de 2004, 22:59:52

Tema anterior - Siguiente tema

ramon.cutanda

Este artículo se publicó en mayo de 2004 y se conserva por motivos de archivo histórico

NOTA: Puedes complementar la información de este manual con el artículo Cómo hacer que las imágenes pesen poco de la Wikipedia
NOTA2: Si no estás muy  interesado en entrar en las "entrañas" de la optimización y sólo te interesa algo "rápido y fácil" te recomendaría leer únicamente el apartado Microsoft Image Resizer (o cómo optimizar con sólo 4 clics)


Introducción: ¿por qué debería optimizar?
Antes de que te "calientes la cabeza" leyendo ningún otro apartado de este manual quisiera contestar a la pregunta que, muy seguramente, te estés haciendo: ¿Por qué debería optimizar (signifique lo que signifique optimizar) las imágenes que subo a internet con lo fácil que resulta pinchar en "Subir" para alojar una imagen y olvidarme de todo lo demás? Básicamente por dos motivos:
  • Por hacerme un favor personal. Si las imágenes están optimizadas se consume menos ancho de banda (se genera menos transferencias de datos), lo que me evita, en la medida de lo posible, tener que contratar más ancho de banda... y tener que pagar más por ello. Con las imágenes sucede como con todas las cosas de ecología. Casi siempre tenemos la sensación de que "por una foto no pasa nada" pero cuando son MILES de fotos las que alojamos las diferencias en las transferencias mensuales pueden ser abismales, tal y como veremos a lo largo de este manual
        
  • Por hacerle un favor a los usuarios con conexiones más lentas o de pago por descarga (como en caso de navegación 3G), ya que las imágenes optimizadas cargan mucho más rápidamente porque se transfieren muchos menos datos.

Aclarando términos: tamaño y peso
Solemos decir que una imagen tiene un tamaño de 800x600, por ejemplo. También es habitual decir que una imagen tiene un tamaño de 300 Kbytes. Es decir, usamos la misma palabra, tamaño, para hablar de dos conceptos totalmente diferentes. Del mismo modo decimos que una imagen de 1024x768 es grande y también decimos que es grande porque tiene 2 Mbytes. Aunque en el día a día esta imprecisión no suele ser causa de problemas es esencial que a lo largo de este manual quede claro en todo momento a qué aspecto de una imagen nos estamos refiriendo.
  • Tamaño, en píxeles: Siempre que en este manual hablemos únicamente de tamaño vamos a referirnos a las dimensiones de la imagen. Las imágenes se forman a partir de puntos de color. Estos puntos se llaman, comúnmente, píxeles. Cuanto más píxeles (puntos) tenga una imagen ésta tendrá mayor resolución, mayor detalle. Esto se comprueba fácilmente haciendo zoom sobre la imagen. En una imagen grande podremos ver muchos detalles aún después de haber ampliado. En una imagen pequeña no sirve de nada ampliar porque solo se ven grandes cuadros que desvirtúan por completo la imagen.Entenderemos que una imagen es:- Grande cuando tengo un tamaño superior o igual a 1920x1080 píxeles (puntos)

    - Mediana cuando su tamaño oscile entre 1024x768 y 1900x1080 píxeles (puntos)

    - Pequeña cuando su tamaño sea inferior a 1024x768 píxeles (puntos)

    - Muy pequeña cuando su tamaño sea inferior a 150x150 píxeles (puntos)
        
  • Peso, en Kbytes: En este manual llamaremos peso al espacio de disco o memoria que necesitamos para almacenar una imagen. Así, entenderemos que una imagen es:- Pesada cuando su peso sea superior o igual a 1 Mbyte (1.024Kbytes)- Peso mediano cuando su peso oscile entre 300Kbytes y 1 Mbyte (1.024Kbytes)

    - Ligera cuando su peso sea inferior a 300Kbytes

    - Muy ligera cuando su peso sea inferior a 100Kbytes

¿Qué entendemos por optimizar?
Si has leído los dos párrafos anteriores intuirás que lo que pretendemos es disminuir en lo posible el peso de las imágenes. Esto es, nuestro objetivo es hacer que las imágenes ocupen el menor espacio posible en la memoria o disco. De esta manera lograríamos los dos objetivos planteados en la introducción:
  • Si las imágenes ocupan menos espacio en el servidor para albergar el mismo número de imágenes necesito contratar (y pagar) menos espacio a mi proveedor
  • Cuanto menos peso tenga una imagen menos datos hay que transferir desde el servidor hacia el usuario y, por tanto, se genera menos gasto de ancho de banda (también pago menos) y la navegación es más rápida.
Pero aligerar peso no es igual a optimizar. Cuando hablamos de optimizar queremos decir lograr imágenes del menor peso posible sin una reducción de calidad real o, al menos, aparente.

Pongamos un ejemplo. Fíjate en las dos imágenes que presento a continuación y trata de encontrar las 7 diferencias:





Si has encontrado las diferencias.... ¡enhorabuena!... porque no las hay. La calidad en las dos es exactamente la misma. Sin embargo, la primera imagen tiene un peso de 204 Kbytes mientras que la segunda pesa 3,45 Kbytes. Sí... has leído bien... no me he equivocado con la coma. Si quieres comprobarlo pincha en las imágenes con el botón derecho, ve a Propiedades y compruébalo tu mismo. Teniendo la misma calidad, la primera imagen pesa casi 60 veces más que la otra. Dicho de otro modo... en el espacio y tiempo que hemos descargado UNA imagen  podríamos haber descargado 60. ¿Te parece suficiente motivo para optimizar?


¿Cual es el truco?
Volviendo al ejemplo anterior... ¿cómo es posible que teniendo una calidad idéntica una misma imagen pueda pesar 60 veces más que otra? ¿Qué puedo hacer yo para que mis imágenes bajen de peso de forma tan espectacular?

He de reconocer que he elegido un ejemplo "fácil" para llamar la atención... pero tienes que admitir que el ejemplo te ha impactactado y, como poco, te pica la curiosidad...

Existen dos tipos de imágenes, artificiales y reales, y los dos se optimizan de forma diferente. Las imágenes artificiales, como la que he usado en el ejemplo, permiten reducciones de peso realmente asombrosas manteniendo un 100% de calidad. Las imágenes reales también pueden reducir su peso de forma notable, pero siempre habrá una pérdida de calidad, aunque dependiendo de cómo lo hagamos la pérdida de calidad, aunque la haya,  puede llegar a ser inapreciable para el ojo humano.


¿Burro grande... ande o no ande?
Todos estamos de acuerdo en que cuanto mayor es el tamaño de una imagen, esto es, cuando más puntos tenga, tiene mejor calidad. Tiene más detalle, más definición, pero la pregunta es.... ¿realmente necesitamos siempre usar imágenes a la máxima resolución, con el mayor tamaño posible?  La mayoría de usuarios trabajamos con resoluciones de monitor de entre 1600x1200 y 1920x1080 puntos (píxeles), luego usar imágenes de un tamaño mayor resulta además de inútil, molesto, porque para poder ver la imagen al completo aparecerán unas molestas barras de desplazamiento. Las imágenes publicadas en internet deberían tener un ancho máximo de entre 1280 y 1600 puntos. Los tamaños superiores, además de entorpecer la navegación, aumentan innecesariamente el peso de la imagen porque cuantos más puntos (píxeles) tiene una imagen más información contiene; y cuanta más información contiene más peso final tendrá el archivo de la imagen.

Por favor, ten esto en cuenta cuando vayas a publicar imágenes en internet. Si tus imágenes tienen un tamaño superior a 1600 puntos horizontales reduce su tamaño u ofrece, al menos, una versión reducida para presentarla en pantalla y una versión completa para quien quiera ver la imagen con el 100% de calidad (ver Vínculos a imágenes)


Paletas de colores e imágenes artificiales
El secreto está en la masa... ups... perdón... eso era de otro anuncio. Lo que quería decir es que la clave para aligerar una imagen artificial, esto es, no real, está en optimizar su paleta de colores. La pregunta ahora es... ¿y qué narices es eso de la paleta de colores? (cómo hacerlo lo veremos más adelante)

En la vida real las imágenes tienen millones de colores, pero cuando trabajamos con imágenes artificiales, como las capturas de pantalla que solemos hacer para explicar cómo funciona un programa, lo habitual es que estas tengan 2, 4, 16, 32, 64, 128 ó 256 colores como mucho. La primera imagen del ejemplo anterior está guardada en formato BMP de 32 bits que almacena nada más y nada menos que 4.294.967.296 colores (más de 4.000 millones de colores) de ahí su gran tamaño. Sin embargo, esa imagen sólo contiene 88 colores diferentes. Si en lugar de usar el formato BMP usamos un formato que permita limitar la paleta de colores, como GIF o PNG, podemos generar un archivo que únicamente guarde la información de los colores que REALMENTE se usan en la imagen. Sin perder ni un solo bit de información la optimización del peso del archivo es máxima en estos casos, tal y como hemos podido comprobar con el ejemplo anterior.


Compresión e imágenes reales
Todos los que hemos comprado una cámara de fotos digital sabemos lo decepcionante que es comprobar que con la memoria original de la cámara y usando los ajustes que vienen por defecto apenas sí podemos hacer unas 20 fotos. Sin embargo, si bajamos el nivel de calidad podemos aumentar el número de fotos que la cámara es capaz de almacenar hasta llegar a unas 100 aproximadamente. El espacio físico disponible en la memoria de la cámara es el mismo pero el espacio que ocupan las fotos varía en función de los ajustes de calidad y tamaño que le elijamos.

Los 256 colores que ofrecen las las paletas de los formatos de archivos artificiales resultan del todo insuficientes para recoger la gama de colores de la vida real. Para trabajar con fotos realistas se usa una profundidad de color de 24 bits, esto es 224 colores o, en cristiano, algo más de 16,7 millones de colores. Optimizar la paleta de colores en un imagen real es posible, pero la reducción en su peso es casi despreciable, por lo que para que la optimización de imágenes reales sea afectiva hay que usar otros métodos de optimización.

Existen diversos formatos de archivo que permiten reducir en gran medida el peso de las imágenes de colores reales, pero nos vamos a centrar exclusivamente en uno por ser con diferencia el más empleado: el JPEG. Se puede afirmar que, sin lugar a dudas, el formato JPEG es el más usado a día de hoy. Encontramos imágenes JPEG en internet, CDs, cámaras digitales, teléfonos móviles, PDAs... Es más, los DVDs de vídeo, cámaras DV, DivX, televisión satélite o digital terrestre... todos ellos usan variaciones del formato JPEG para imágenes en movimiento.


El formato JPEG
NOTA1: En este apartado vamos a ofrecer una visión simplificada y práctica de cómo trabajar con el formato JPEG. Si quieres ampliar información sobre este formato puedes consultar el artículo JPEG (Joint Photographic Experts Group) de la Wikipedia.

NOTA2: Las imágenes de ejemplo únicamente se ven una al lado de la otra cuando se visualiza esta página con una resolución de monitor de, al menos, 1024 puntos. Si las fotos te aparecen una encima de la otra en lugar de una al lado de la otra puedes usar la versión para imprimir para visualizar correctamente el manual. Disculpa las molestias. No me di cuenta de este detalle hasta después de haber subido las imágenes, y ahora sería muy laborioso volver a prepararlas con un tamaño menor.
El formato JPEG basa su potencia en la explotación de algunas características de la visión del ojo humano, ya que le damos más importancia a unos datos de las imágenes que a otros. La compresión JPEG desecha de las imágenes aquellos datos que, para el ojo humano, son menos importantes. Esto hace que podamos ver dos imágenes, una comprimida y una sin comprimir, y a simple vista nos resulte imposible discernir cual es la original y cual es la imagen comprimida, a pesar de que en la comprimida hay una pérdida de calidad con respecto a la original. Hagamos un nuevo concurso. Vuelve a encontrar las diferencias...



En esta ocasión sí que las hay aunque a nuestro ojo le cuesta mucho trabajo encontrar (si es que las encuentra...) las diferencias. En la primera imagen se ha desechado bastante información, mientras que la segunda sería la original. Puedes comprobar que no es la misma foto pinchando con el botón derecho en las imágenes y viendo la información que hay en Propiedades. Verás que el peso de las mismas es de 11 Kbytes para la primera foto y de 53 Kbytes para la segunda. Si por más que miras no logras ver diferencias deja que te eche una mano ofreciéndote una visión ampliada de algunas zonas de la imagen.



Uno de los métodos que utiliza el formato JPEG para reducir el peso de las imágenes es dividir, analizar y comprimir la imagen en zonas de 8x8 píxeles. Como consecuencia, cuando se usan altas tasas de compresión aparecen lo que, incorrectamente, solemos llamar "píxeles" Decimos que una imagen está "pixelada" cuando estas zonas cuadriculadas son claramente visibles. Si te fijas en las zona 1 verás como la cuadrícula de la hablo comienza a ser visible, aunque incluso con la ampliación que he hecho del 500% hay que fijarse para notarla, especialmente si no tienes la original como referencia. He marcado con las flechas la zona en la que más se nota la cuadrícula. Podría haber comprimido más la imagen para que se apreciara más claramente, pero entonces el ejemplo de antes no habría tenido gracia porque se habría visto claramente cual era la original y cual la comprimida.

Pero la pérdida de calidad no sólo aparece en forma de cuadrícula. También hay pérdida de detalles. Fíjate en la nube que hay junto a la flecha de la derecha. En la original esta pequeña nube está partida en dos, siendo la parte de la derecha bastante más grande que la de la izquierda. En la segunda imagen se ve claramente que la nube ha sido "encajonada" en una de estas cuadrículas y se ha perdido la pequeña parte de la nube, la que estaba a la izquierda.

Por último, la gama cromática y luminosa de la imagen también sufre. Fíjate en los colores de la zona 2 en las dos fotos. La segunda foto, además de perder muchos de los detalles del mar, está notoriamente más oscura.

Otro ejemplo:



Fíjate en las zonas maracadas con 1 y 3 y verás como en la segunda imagen se ha perdido la definición de los contornos de la isla. Ahora el contorno no es "limpio", sino que aparece algo borroso, difuminado en rectángulos. Fíjate también en el detalle del mar de la zona 2. En la segunda imagen el mar aparece como una mancha borrosa.

Lo increíble después de ver estas diferencias es volver a ver las imágenes sin ampliar y dejarse los ojos buscando las diferencias... Te vuelvo a poner las imágenes del ejemplo. Adivina cual es cual... (para comprobarlo pincha en la imagen con el botón derecho del navegador y ve a Propiedades)

 


¡Manos a la obra!


Optimizando imágenes con Adobe Photoshop
Adobe Photoshop cuenta con una herramienta específica para la optimización de imágenes destinadas a ser publicadas en páginas web que es simplemente perfecta para lograr los objetivos planteados en este manual. Para acceder a ella debes ir a Archivo -> Guardar para Web Siguiendo con el enfoque práctico de este manual veremos cómo,optimizar nuestras imágenes de manera más que satisfactoria con apenas un par de clics de ratón. Dejaremos fuera muchas de las opciones que incluye el módulo porque su uso no es estrictamente necesario para lograr nuestro propósito. Lógicamente, quien quiera, puede experimentar o consultar la documentación del programa para ver sus posibilidades.

Echemos un vistazo general al módulo de exportación para Web. Únicamente he marcado aquellas zonas que deberías tener siempre bajo control. El resto, como he comentado, no es estrictamente necesario conocerlas y, por tanto, no comentaré nada sobre ellas:


  • Formato de archivo: Esta primera opción es fundamental, ya que nos permite  elegir el formato de archivo en que vamos a grabar nuestra imagen. Como vimos en el apartado ¿Cual es el truco? los formatos destinados a imágenes artificiales almacenan un máximo de 256 colores (8 bits) pero permiten optimizar la paleta de colores, mientras que los formatos destinados a imágenes reales usan profundidades de color de 16,7 millones de colores (24 bits) peo incluyen métodos de compresión de calidad variable.
    • Si vamos a archivar una imagen artificial debemos elegir el formato PNG-8 o GIF
          
    • Si vamos a archivar ua imagen real debemos elegir el formato JPEG
    Adobe Photoshop permite guardar las imágenes en otros dos formatos, PNG-24 y WBMP que no debemos usar por ser el primero un tipo de archivo sin pérdida de calidad con el que obtenemos archivos muy grandes y el segundo por tener una profundidad de colores de 1bit, esto eso, sólo incluye dos colores: blanco y negro.
        
  • Entrelazado: Cuando navegas por internet habrás visto que hay algunas imágenes que cargan de golpe y otras que van apareciendo poco a poco. Eso es precisamente lo que controla esta casilla. Cuando la marcas la foto el navegador de internet carga poco a poco la imagen en lugar de esperar a haberla descargado por completo antes de mostrarla. Marcar esta casilla aumenta el tamaño del archivo, aunque en cantidades despreciables.
        
  • Tabla de colores: Esta pestaña aparece únicamente cuando en el apartado 1 hemos elegido los formatos GIF o PNG. Aquí tenemos la clave para la optimización de las imágenes artificiales. Como verás, en este apartado 3 hay unidas tres zonas por estar todas íntimamente relacionadas.
    • Colores: En la parte superior nos encontramos con una casilla llamada Colores que nos permite elegir uno de estos valores: 2, 4, 8, 16, 32, 64, 128 ó 256. Con esta opción limitamos el número máximo de colores que tendrá la imagen. Lógicamente si elegimos una cantidad inferior a los colores que posee la imagen perderemos calidad porque habrá que sustituir los colores originales por colores similares. Photoshop ofrece diversas opciones para controlar como se sistituyen los colores que eliminamos pero ,sincemente, creo que no merece la pena calentarse tanto la cabeza para una reducción en el peso de la  imagen casi despreciable. Cuando, por el contrario, elegimos un número de colores superior al que tiene la imagen pueden pasar dos cosas:- Si elegimos el formato GIF deberemos ajustar de forma manual la cantidad de colores al número de colores diferentes presentes en la imagen. De no hacelo aumentaremos innecesariamente el peso del archivo.- Si elegimos el formato PNG-8 deberemos elegir siempre 256 colores porque este formato usa, de forma automática, únicamente el número de colores diferentes presentes en la imagen.
          
    • Tabla de colores: Nos muestra, de forma visual, todos los colores diferentes presentes en la imagen
          
    • Tipo de paleta: En la parte inferior derecha nos encontramos con esta útil información que nos indica el número de colores diferentes presentes en la imagen y el tipo de paleta que estamos usando. Esta información es esencial para poder ajustar correctamente el parámetro Colores cuando trabajamos en formato GIF. Si usas en formato PNG-8 esta casilla es meramente informativa.
       
  • Formato, peso y tiempo de descarga: Nunca deberías perder de vista esta zona. Aquí verás en todo momento el formato de archivo que has elegido, el peso final que tendrá la imagen y el tiempo que tardaría en descargar en una conexión lenta de 28,8 Kbit/s. Un poco más arriba de la zona marcada como 1 hay una pequeña flechita negra orientada hacia la derecha. Si pinchas en ella podrá seleccionar otros tipos de conexiones para comprobar cuanto tardaría en descargar con cada una de ellas
        
  • Tamaño de visualización: Por defecto aparece siempre al 100% mostrando por tanto el tamaño real de la imagen ¿Por qué es importante esta opción? Como norma general si la imagen no se puede mostrar al completo con la visualización del 100% muy seguramente nuestra imagen es demasiado grande para subirla a internet y nos convendría reducirle tamaño. Podemos reducir el tamaño de una imagen de forma rápida y sencilla mediante la pestaña Tamaño de imagen.
    • Tamaño original: Aquí veremos el tamaño original de nuestra imagen. En el ejemplo vemos que la imagen con la que estoy trabajando es exageradamente grande para subirla a internet (1.728x1152)
          
    • Tamaño nuevo: Aquí indicaremos de forma manual qué tamaño queremos que tenga finalmente el archivo de imagen. Si tenemos pinchada la casilla  Restringir proporciones nos aseguraremos de no mantener las proporciones cuando reescalamos. En el ejemplo he indicado una anchura de 320 píxeles y la altura se ha ajustado de forma automática a 213 para mantener las proporciones. De no haber tenido pinchada "Mantener proporciones" la altura habría seguido siendo de 1.152 píxeles.
          
    • Porcentaje: También podemos reescalar la imagen usando un porcentaje en lugar de un dato numérico. En este caso la imagen final tendrá un tamalo del 18,52% con respecto a la original. En mi caso este dato ha aparecido de forma automática. Si cambio el porcentaje de forma manual entonces el nuevo tamaño cambiará también de forma automática.
          
    • Calidad: La opción por defecto es Bicúbica. Da muy buenos resultados. Yo no lo cambiaría
          
    • Aplicar: Cuando lo tengas todo listo picha aquí para que los cambios se hagan efectivos
       
  • Compresión JPEG: La imagen que contiene las zonas marcadas al comienzo de este apartado se corresponde con el formato PNG-8. Cuando elegimos JPEG como formato de archivo desaparecen algunas opciones, como la tabla de colores, y aparecen otras específicas del JPEG que veremos a continuación:
    • Formato de archivo: Para ver estas opciones es necesario que esté seleccionado el formato JPEG
          
    • Tipo de compresión: Aquí encontramos unos ajustes preestablecidos de calidad. Prefiero ajustar manualmente la calidad como se indica en el punto 4 a continuación
          
    • Pogresivo: Tiene la misma función que el entrelazado.
          
    • Calidad: Esta es sin duda, la opción más importante de todo el cuadro de diálogo. Aquí definimos la degradación de calidad que tendrá la imagen. Valores más pequeños darán como resultado imágenes de menor peso pero, lógicamente, también de menor calidad. Mi consejo es que vayas experimentando con diferentes valores para encontrar el valor con el que, reduciendo al máximo el peso final del archivo, la calidad no se vea afectada en exceso. Mientras se experimenta con estos valores suele ser de bastante utilidad fijarse en la información de formato, peso y tiempo de descarga. Ahí podremos comprobar si la pérdida de calidad que sufre la imagen merece o no la pena.
Por último, cuando lo tengas todo configurado a tu gusto dale a Guardar ¡y listo!


Microsoft Image Resizer (o cómo optimizar con sólo 4 clics)
A veces lo bueno, bonito y barato existe o, en este caso, lo bueno, sencillo y barato. Image Resizer es una de las Microsoft PowerToys, unas herramientas gratuítas desconocidas para una gran mayoría de usuarios pero que amplían el sistema operativo Microsoft Windows añadiéndole algunas funcionalidades muy interantes. Su único inconveniente es estar en inglés, pero son tan sencillas que poco inglés se necesita saber para usarlas.

Image Resizer permite cambiar el tamaño de una imagen reduciendo de forma muy considerable su peso. Su facilidad de uso se logra gracias a una simplicidad de uso extrema, pero claro, tanta simplicidad se logra ofreciendo un número muy, muy limitado de opciones de configuración. Entre ellas las que más se echa de menos es un nivel de calidad final personalizada. Todas las imágenes obtenidas a través de Image Resizer están en formato JPEG y la calidad es bastante buena, aunque justo en el límite de "demasiada" compresión. La ventaja de esa forma de trabajar, no obstante, es que lograremos imágenes de un peso muy, muy contenido con una calidad visual todavía bastante buena.

Las Microsoft PowerToys se pueden descargar aquí:

http://www.microsoft.com/spain/windowsxp/downloads/powertoys/xppowertoys.mspx

El enlace a directo a Image Resizer en el momento de escribir este manual es éste: (si este enlace se rompe en el futuro agradecería que lo corrigiérais vosotros mismos, o bien que me avisárais para que sea yo quien lo corrija)

http://download.microsoft.com/download/whistler/Install/2/WXP/EN-US/ImageResizerPowertoySetup.exe


Instalando Image Resizer
La instalación es extremadamente sencilla. No obstante incluyo aquí las capturas de pantallas para que a los que les "asusta" el inglés sepan en todo momento "qué les dice" el programa de instalación:
  • Pantalla de bienvenida: Te da la bienvenida, te informa que vas a iniciar el programa de instalación y te avisa que el programa está protegido por derechos de autor. Es gratis, pero no libre (de código abierto)
        
  • Licencia de uso: Los puntos más importantes son:- Para poder usar este programa es necesario contar con una copia validada de Windows (es decir, original)
    - (Sólo para programadores) No está permitido decompilar el programa para acceder al código fuente.
    - Queda prohibida su venta
    - Como todo el software norteamericano, hay ciertos países en los que es ilegal usar productos de Microsoft (Ver http://www.microsoft.com/exporting/)
    - Como todos los programas, no ofrecen garantía alguna por su uso ni aceptas ningún tipo de responsabilidad derivada de su uso
    - Para cualquier cuestión legal referente a este programa se aplicará la legislación norteamericana.
        
  • Nombre y organización
        
  • Instalación completa o personalizada: Si eliges personalizada únicamente puedes elegir el directorio de instalación (c:\windows\systen32 por defecto) Yo no cambiaría nada y dejaría Complete.
        
  • Último paso: Instalar

Optimizando con Image Resizer

Para optimizar con Image Resizer únicamente hay que pinchar en las imágenes que quieras optimizar on el botón derecho y seleccionar Image Resizer de entre las opciones que aparecen en el menú contextual
A continuación aparecerá la siguiente ventana en la que podremos elegir el tamaño que tendrá la imagen que queres reescalar.


  • Pequeña. Se ajusta a un tamaño de 640x480 píxeles
        
  • Mediana. Se ajusta a un tamaño de 800x600 píxeles
        
  • Grande. Se ajusta a un tamaño de 1024x768 píxeles
        
  • Portátil (para móviles y PDAs). Se ajusta a un tamaño de 200x320 píxeles como máximo
        
  • Opciones avanzadas. Cuando pinchamos aquí se despliegan nos nuevas opciones que veremos a continuación

  • Tamaño personalizado. Te permite elegir qué tamaño final tendrá la imagen
        
  • Reduce el tamaño de las imágenes, pero no las amplía. Es decir, si nuestra imagen original tiene un tamaño de 800x600 y seleccionamos un tamaño de 1024x768 el cambio de tamaño no se hará efectivo.
        
  • Reescalar la imagen original. Cada vez que reescalamos una imagen se genera de forma automática un nuevo archivo con el tamaño modificado. Si marcamos esta casilla perderemos la imagen original y obtendremos la imagen reescalada con el mismo nombre de archivo que la original
        
  • Volver al modo básico de trabajo. Vuelven a desaparecer las opciones que acabamos de ver en este apartado.

Convertir con ImageResizer muchas imágenes de forma simultánea
Hemos dicho que para convertir UNA imagen hemos de pinchar en ella con el botón derecho pero ¿qué ocurre si quiere reescalar todas las imágenes de una carpeta? Pues selecciona todas las imágenes que quieras transformar y pincha en cualquiera de ellas con el botón derecho. La transformación se hará efectiva para TODAS las imágenes que hayas seleccionados. Por si todavía no lo sabías, indico a continuación algunos métodos de selección muy útiles cuando queremos seleccionar múltiples archivos:

- Para seleccionar todas las imágenes de una carpeta puedes presionar de forma simultánea las teclas Control y E

- Para seleccionar un grupo de imágenes correlativas, por ejemplo, si tienes una carpeta con 100 imágenes y quiere seleccionar de la 25 a la 50, aprieta mayúsculas, pincha con el botón izquierdo UNA vez en la imagen 25 y luego, SIN SOLTAR MAYÚSCULAS, pinchas una vez en la imagen 50.

- Para seleccionar varias imágenes pincha UNA VEZ con el botón izquierdo en todas las que quieras seleccionar SIN SOLTAR LA TECLA CONTROL


No todos los nombres de archivos son buenos
Cuando no se tiene mucha experiencia en la publicación de contenidos de internet es muy frecuente encontrarnos con que algunas de las imágenes que hemos usado no cargan. En la mayor parte de las ocasiones el problema es algo tan simple como que el nombre de archivo no sigue unas normas básicas. No todos los servidores son igual de "delicados" en este aspecto y una archivo imagen con eñes en su nombre, por ejemplo, puede cargar perfectamente en un servidor determinado mientras que si usamos ese mismo archivo en un servidor diferente puede que entonces no cargue.

Para evitar estos problemas lo más sensato es seguir estas recomendaciones que nos garantizarán que el nombre de nuestro archivo nunca será conflictivo en ningún servidor.
  • Evita tildes y otros caracteres especiales como eñe, vocales tildadas, signos de interrogación o exclamación, etc.
  • No uses espacios. Si necesitas separar lo ideal son guiones bajos como_en_este_ejemplo o puntos como.en.este.otro.ejemplo
  • Usa nombres de archivos de menos de 32 caracteres.

Respuesta rápida

Advertencia: No se ha publicado ninguna respuesta a este tema desde hace 365 días como mínimo.
A menos que estés seguro de que quieres responder, por favor, considera el empezar un nuevo tema.

Nombre de la colección:
Correo electrónico:
Atajos: ALT+S para publicar/enviar o ALT+P para previsualizar

PUBLICIDAD

El spam de este foro está controlado por CleanTalk