collapse

Publicidad

Reportar al moderador

No hay moderadores "de oficio" revisando los mensajes publicados en los foros. Sin embargo, se actúa con la máxima diligencia posible cuando alguien reporta algún contenido inapropiado.
Por favor, ayuda a mantener el foro en orden usando la opción "Reportar al moderador" que encontrarás en la esquina inferior derecha de cada mensaje siempre que lo estimes conveniente. Gracias.

Tus datos

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate. ¿Perdiste tu email de activación?

Publicidad

Calendario

Enero 2020
Dom Lun Mar Mié Jue Vie Sáb
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 [28] 29 30 31

No se encontraron eventos en el calendario.

Usuarios conetados

  • Punto Visitantes: 30
  • Punto Oculto: 0
  • Punto Usuarios: 0

No hay usuarios en linea.

Estadísticas

  • stats Total de Usuarios: 55,234
  • stats Total de Mensajes: 447,871
  • stats Total de Temas: 77,517
  • stats Total de Categorías: 6
  • stats Total de Foros: 121
  • stats Máx. usuarios conectados (simultáneamente): 507

Publicidad

 Análisis de Final Cut Pro X

Iniciado por ramon.cutanda, 06 de Julio de 2011, 14:50:11

Tema anterior - Siguiente tema

ramon.cutanda

Este artículo se publicó en julio de 2011

Este artículo es una ampliación del artículo pubicado en el número 144 de VideoPopular, una revista bimestral por subscripción dirigida a profesionales del vídeo y que se acerca ya a los 30 años de existencia. Si te gusta el artículo, te invitamos a que visites su web, en la que también podrás subscribirte a su boletín de noticias: videopopular.es


1. Llámalo "X"


Figura 1 - Interfaz del nuevo Final Cut Pro X (imagen cortesía de Apple) - pincha para ampliar.

Una amiga mía, cuando no sabe bien qué nombre ponerle a algo, siempre dice "Bueno, llámalo equis". Tanto ha cambiado Final Cut Pro en esta nueva versión, que quizás por eso la han bautizado como X. Bueno, no... tampoco es por eso porque en este caso la X es la versión 10 en números romanos. Lo único que Final Cut Pro X (en adelante FCPX) ha conservado de la versión anterior ha sido el nombre. Y eso es, precisamente, uno de los mayores errores que ha cometido Apple bajo mi punto de vista. No se trata de una simple actualización por mucho que se haya saltado 3 versiones de golpe. Absolutamente todo es nuevo y, lo que es más importante, diferente.

Todos esperábamos una actualización y, nada más abrir FCPX, te encuentras que vuelves a ser un perfecto novato torpe y lento. En mi caso, meg sentí tan torpe y lento que enseguida me di cuenta que sería mucho más rentable buscar vídeos de formación por internet, ponerme al día, y luego experimentar por mi cuenta con un proyecto de trabajo real, que tratar de aprender todo por mi cuenta mediante ensayo y error.

El problema es que para la mayoría de nosotros Apple está rodeada de una especie de "magia" que hace que pronto te enamores de todos sus produtos y te vuelvas un usuario incondicional. La relación con Apple, por tanto, no está al mismo nivel que la que tenemos con todas las demás empresas de informática en general o de edición de vídeo en particular. Con Apple, además de la funcionalidad en sí, hay un importante componente afectivo. Puede que tal o cual producto de Apple no haga esto o hago lo otro de forma limitada pero... ¡se trabaja tan agusto! ¡Es tan intuitivo!

Es importante entender esta fuerte relación afectiva que, en general, tenemos los usuarios de Apple para entender por qué ciertos sectores profesionales han atacado tan duramente a Apple desde el minuto 1 de su lanzamiento. A lo largo de este análisis trataremos de analizar no sólo las novedades y cambios, sino también cómo afectan a determinados grupos de usuarios.


2. Los costes ocultos
Lo primero que se tiene que hacer cuando te sientas delante de FCPX es asimilar que eres un novato total. Debes olvidar absolutamente todo lo que sabes sobre edición de vídeo; y muy especialmente si has sido usuario de versiones anteriores. Cambia la interfaz pero, sobretodo, cambian las herramientas, flujo de trabajo, atajos de teclado... Pronto te empiezas a plantear si realmente estás delante de un Final Cut Pro.

Rápidamente tuve claro que enfrentarme a FCPX yo solo iba a suponer una tarea titánica y que me sería más rentable en horas y esfuerzo buscar algún tipo de formación por internet. En la propia página oficial de Apple recomiendan algunos enlaces. Quitando el de linda.com, que está incluido erróneamente ya que es un tutorial para la versión 7, contamos con 3; todos ellos en un correctísimo inglés, por supuesto, al igual que la interfaz y ayuda del programa:

- El reconocido editor Larry Jordan ofrece una completa serie de 12 capítulos de formación al precio de 14,99$ (dólares americanos) cada uno o la serie completa por 99$. Nada menos que 11 horas de formación:
http://www.larryjordan.biz/app_bin/Store/catalog/index.php?cPath=64_65

- Macprovideo.com también ofrece ocho tutoriales al precio de 19,90$ cada uno, o bien una subscripción mensual de 25$ al mes para acceder a todos los contenidos de la web. No se especifica la duración total del curso, pero parece bastante interesante: http://www.macprovideo.com/tutorials/final+cut+pro+x-suite

- Rippletraining.com, por su parte, ofrece 5 horas de formación en 37 vídeos muy detallados por 39,99$
http://www.rippletraining.com/categories/final-cut-studio-courses/final-cut-pro-products/final-cut-pro-10-core-training.html


En todas las webs indicadas es posible ver una vista previa de algunos capítulos de ejemplo para hacerse una idea de cómo será la formación. Yo, finalmente, me decidí por el de rippletraining.com. Sin embargo,  tras haber hecho uso de mi tarjeta de crédito para descargar los videotutoriales, caí en la cuenta de que a lo largo de los años he gastado una respetable cantidad de dinero entre libros, DVD's y cursos online para aprender a usar las versiones anteriores y que, ahora, ya puedo tirar a la basura. Así pues, me pregunto por qué, dada la importancia de los cambios, Apple no ofrece ese tipo de formación en su web. Además, considero que esa formación debería ser totalmente gratuita; al menos para usuarios con una licencia activa de versiones anteriores de Final Cut Pro. A fin de cuentas, es Apple quien que ha cambiado las reglas del juego. Se "supone" que es Apple la interesada en conservar a sus actuales usuarios y no que seamos nosotros los que tengamos que ir detrás de su software. Pensemos en grandes productoras que han invertido miles de euros en la formación de todos sus empleados en plataformas de edición de Apple. ¿Tan bueno es FCPX que justifica que todas esas empresas y autónomos inviertan en nueva formación, con el coste económico y horario que eso supone?



Figura 3 - Noise Industries, la única empresa que de momento ha actualizado sus plugins para FCPX y de forma grautita

Una vez formado y manos a la obra, descubrí que también puedo tirar a la basura todos los plugins que tengo, ya que no son compatibles con esta nueva versión totalmente reescrita en 64 bits y basada en la nueva arquitectura FxPlug 2. Y lo mismo sucede con las tarjetas de E/S. Únicamente AJA cuenta, en el momento de escribir estas líneas, con unos controladores beta limitados para KONA que no ofrecen salida broadcast. Más grave, si cabe, es comprobar que FCPX está total y absolutamente aislado. Con la salvedad de Compressor, no hay ninguna otra aplicación con la que se pueda interactuar. No hay soporte nativo para XML,  AAF u OMF (aunque Apple ha anunciado que lo habrá) ¡Ni siquiera se pueden importar proyectos de versiones anteriores (pero sí de iMovie) o enviar clips a Motion!

Pero aún con todas estas limitaciones, su precio, de tan solo 239,99 euros, lo convertirán, en mi opinión, en un software de masas. Y con tantas copias de FCPX instaladas dudo mucho que terceras empresas pierdan la oportunidad de cubrir todas las carencias que Apple no haya cubierto. Habrá también, sin duda, paquetes de actualización para los usuarios que ya contamos en nuestra softwareteca con una importante colección de plugins. Ya hay, de hecho, empresas como Noise Industries que ofrecen sus plugins para FCPX como una actualización grauita. Sin embargo, el plugin de Automatic Duck que permite la exportación a AAF o OMF a Protools cuesta 495$ ¡Más que la propia aplicación!


3. Grandes ausentes
Si Final Cut Pro X no se llamara así, miraríamos FCPX como un software nuevo y estas ausencias no se notarían tanto. A fin de cuentas todos diríamos aquello de "Bueno, es lógico. Se trata de una nueva versión. Hay que darle un poco de tiempo" Pero tratándose, en teoría, de una versión "mejorada" -y resalto de lo "en teoría"- uno espera contar con TODO lo que antes tenía además de alguna novedad. Empecemos listado las ausencias...


3.1 Color, Soundtrack Pro y DVD Studio Pro.
Dice el refranero español que quien mucho aprieta poco abarca. Y es lo que le ha sucedido a FCPX. Supuestamente, estas aplicaciones están ahora integradas dentro de la propia aplicación; pero no es cierto. Al menos no del todo. Las mejoras en el tratamiento de color y de audio con respecto a la versión anterior de FCP son bastante notables, pero no ofrecen toda la potencia que Color y Soundtrack Pro ofrecían de modo independiente. Un usuario avanzado que no conozca esta aplicaciones externas de Apple quedará, sin duda, impresionado por la potencia de trabajo en esos campos que FCPX tiene ahora por sí solo. Pero los usuarios más profesionales verán claramente cómo han perdido capacidad de maniobra.

Algo parecido sucede con DVD Studio Pro. Apple nunca ha escuchado a los usuarios que pedíamos una actualización de DVD Studio Pro que permitirera una autoría de Blu-Ray decente e introdujo una pseudo autoría en Compressor 3.5. Ahora, la autoría tanto de DVD como de Blu-Ray se realiza exclusivamente desde Compressor 4, por lo que nos podemos olvidar por completo de una autoría profesional.


3.2 Send to Motion
Por increíble que parezca esta opción ha desaparecido. Ya no es posible enviar un clip a Motion para su edición y tampoco es posible importar proyectos de Motion. Uno de los motivos por el que siempre he preferido Motion a After Effects es su perfecta integración con Final Cut pero ¿y ahora?


3.3 XML, AAF, OMF y EDL
Todos estos formatos han caído de un plumazo y, si bien Apple ha anunciado que está trabajando en ello y que en un futuro FCPX dará soporte a estos formatos de intercambio es aberrante que haya que pagar más por el plugin de intercambio de Automatic Duck más que por la propia aplicación. FCPX no puede vivir aislado y es ESENCIAL que Apple se ponga las pilas al respecto. Y si no lo hace FCPX nunca dejarár de ser "Prosumer"; una aplicación avanzada pero no dirigida a usuarios realmente profesionales.


3.4 Incompatibilidad con plugins y tarjetas de E/S de vídeo
Como ya hemos comentado, al estar reescrito por completo desde cero y en 64 bits FCPX ha perdido, de golpe, la compatibilidad con todos los plugins y tarjetas de E/S que, hasta la fecha, eran compatibles con FCP. Por el momento AJA es el único fabricante que dispone con unos controladores en versión beta para su tarjeta KONA y, aún así, no ofrecen calidad de salida broadcast; por lo que es totalmente inservible para tareas de gradación de color.

A buen seguro es solo cuestión de tiempo que todos los fabricantes actualicen plugins y controladores, pero es algo de lo que se tiene que ser consciente cuando se pruebe FCPX.


3.5 Edición Multicámara
Un usuario doméstico o avanzado nunca echaría de menos esta característica; pero las productoras, especialmente de televisión, sí; y mucho. Apple ya ha anunciado que está trabajando al respecto y que en el futuro habrá una actualización para ofrecer soporte multicámara. No obstante, tampoco hay que rasgarse las vestiduras. ES POSIBLE realizar una edición mutlcámara con perfecta sincronía; pero no en un entorno especialmente dedicado como sucedía en versiones anteriores.


3.6 Captura y salida a cintas de vídeo
Es cierto que el flujo de trabajo actual se limita a soportes digitales, bien sean tarjetas y discos duros o a diversos formatos de cintas DV. Pero ¿justifica eso la desaparición por completo del soporte para el trabajo en analógico?. Pongamos que estamos haciendo un documental sobre la educación en nuestro país y necesitamos importar vídeo desde antiguas cintas de VHS o Beta de un colegio. Ahora, con FCPX, ya no es posible. Puede que este supuesto esté alejado de un usuario doméstico pero, desde luego, resulta un escenario más que habitual en cualquier productura.


4. Otras limitaciones


Figura 4 - Limitación en los tamaños de proyecto

- Tamaños de proyecto personalizados: Los tamaños de proyectos que ofrece FCPX son los estándar y los que se usan en la mayor parte de ocasiones pero, por sorprendente que parezca, no puedes definir un tamaño de proyecto personalizado. Si necesitas hacer un proyecto para un museo, una exposición, una web o cualquier otro destino que se salga de las definiciones estándar, no podrás.

- Filtros y efectos favoritos: no hay forma (al menos no la he descubierto) de tener una carpeta con tus filtros y transiciones favoritos.

- Falta Open in editor: imagina una imagen que quieres retocar en Photoshop. Normalmente usarías la opción "Open in editor" y se abriría en Photoshop. Esa opción ya no está. Ahora tienes que ir a "Show in Finder" y, una vez en el Finder, abrir el editor. Y hablando de Photoshop, FCPX ha perdido la compatibilidad con las capas. Al abrir un archivo PSD FCPX muestra todas las capas.

- Falta opciones de animación de keyframes: la animación mediante keyframes se ha mejorado ALGO; pero no mucho. Así, mientras es posible definir diversas curvas en las transiciones de audio no es posible hacer lo mismo con el resto de keyframes y su animación es siempre lineal, no permitiendo hacer movimientos que se aceleren o deceleren al principio o final de los mismos. Y, si existe, yo al menos no lo he encontrado.

- No cuenta control master de audio: esto sí que me ha sorprendido mucho. Había terminando la edición y quería ajustar la ganancia final de todo el proyecto y... ups... sorpresa... No hay ningún control "Master" o, de nuevo, al menos yo no lo he encontrado, lo que te obliga a modificar el volumen CLIP A CLIP. Una locura.



Figura 5 - Limitadas opciones de exportación cuando no se usa Compressor.

- Exportación de la línea de tiempo limitada: Los formatos de exportación que ofrece FCPX son tremendamente limitados en variedad de formatos y, sobretodo, en opciones de configuración. Es cierto que los formatos que ofrece FCPX son los que usarás el 99% de las veces pero es inaceptable que no se pueda modificar ningún parámetro sin tener que recurrir a Compressor. Sin Compressor ni siquiera se pueden marcar un punto de incio y uno de fin y es necesario exportar TODO el proyecto.

- Quicktime Pro 7: Sigo siendo usuario de Quicktime 7, y de hecho, tengo cambiadas las preferencias de mi sistema para usarlo como reproductor por defecto. Me encanta poder exportar a diferentes formatos, recortar archivos o modificar las pistas de audio o subtítulos, tareas que no se puede hacer con Quicktime X. Antes, al instalar Final Cut Studio, Quicktime 7 pasaba automáticamente a ser "Pro", sin limitaciones. Con FCPX sigues teniendo la versión estándar y limitada de Quicktime 7.


5. Dejemos de criticar: vamos a lo bueno

Velocidad + Sencillez=Productividad

En el aspecto positivo, el rendimiento ha aumentado de forma espectacular y he podido trabajar sin problema alguno mezclando vídeos MP4 y H.264 sin necesidad de convertir a Apple ProRes. Una vez que has liberado tu mente de versiones anteriores y has recibido una mínima formación (en mi caso 5 horas de videotutoriales) descubres que editar se ha convertido, de la noche a la mañana, en un juego de niños. Etiquetar y clasificar todo el material de trabajo es ahora más rápido que nunca y resulta muy sencillo localizar cualquier clip de vídeo, audio o fotografía; y lo probé en una edición con fotos y vídeos de 8 cámaras diferentes e imágenes de 4 días diferentes. Y el trabajo en la nueva Magnetic Timeline, que detallaremos más adelante, es, sencillamente, fabuloso. Pero vayamos por partes.


5.1 Todo bien organizado



Figura 6 - Eventos y etiquetas

La nueva forma de manejar medios (vídeo, fotos y audio) no es especialmente relevante cuando no trabajamos con mucho material. Sin embargo, si cuentas con un elevado número de clips esta nueva forma de organizar el material se convierte en el mejor aliado. Pero antes, aclaremos un par de conceptos novedosos.

Hasta la fecha el proceso para organizar el material era el siguiente:

1. Creabas un proyecto

2. Creabas distintas carpetas de forma manual para organizar el material.

En FCPX todo empieza también creando un proyecto pero, a partir de aquí, empiezan las diferencias. Todos los proyectos creados en FCPX tienen acceso a una "Librería de Eventos" ¿Qué es un evento? Pues "La boda de Fulanito", "Fulatino jugando al fútbol en el jardín" o "Entrevista a Fulanito" Viendo esos nombres es fácil confundir proyecto y evento. La diferencia es la siguiente:

- Un proyecto es un conjunto de decisiones de edición (cortes, transiciones, efectos...)

- Un evento es un conjunto de material multimedia obtenido con el objetivo de, posteriormente, desarrollar un proyecto.

Es decir, el evento y todo el material multimedia que contienen son independientes del proyecto para el que se usen. Así, si quisieráramos hacer una edición sobre la vida de "Fulanito" podríamos acceder a todo el material que tenemos grabado sobre él porque todos los proyectos tienen acceso a todos los eventos.

Una de las críticas de algunas productoras es que si estoy haciendo un vídeo promocional a Apple y me llega un cliente de Adobe para otro proyecto, puesto que desde cada proyecto se tiene acceso a toda la librería de eventos, cuando le enseñe el progreso de la edición al responsable de Apple éste podrá ver que tengo eventos para la empresa competidora. No hay nada que con un poco de organización y nombres adecuados no se pueda solucionar, pero no está de más tener este punto en cuenta. Además, y puesto que todos los eventos se guardan en una misma carpeta del disco duro, si se mueve la carpeta con un evento determinado a otro lugar del disco éste dejará de estar visible para FCPX. Pero es un poco engorroso y lo ideal sería poder ocultar determinados eventos en función del proyecto en el que se trabaje.


5.1.1 Etiquetado y clasificación
Una vez que hemos creado un proyecto y que contamos con un evento con todo el material multimedia llega una de las opciones mágicas de FCPX: la etiquetación automática. FPCX es capaz de detectar planos con personas y agruparlos en función de que haya en ellos 1, 2 o más personas (grupos), primeros planos, planos medios o generales. También puede clasificar automáticamente los archivos importados en función del nombre de la carpeta que los contiene, de su nombre o del tipo de archivo. El hecho de que todo este proceso sea automático es lo que simplifica y acelera mucho la catalogación.



Figura 7 - Etiquetas

Pero, sin duda, la función que más me ha gustado ha sido la etiquetación. Pongamos un clásico como ejemplo: una boda. Una vez importado todo el material podemos hacer carpetas como casa novia, casa novio, entrada iglesia, votos, posados, salida, etc. Si hacemos una sencilla edición lineal en la que montamos los clips de modo secuencial el etiquetado no tiene mucho sentido, pero si queremos hacer algo más original las keywords, o palabras clave, se convierten en un fabuloso aliado. Por ejemplo, haciendo uso del etiquetado automático podemos ir a la carpeta de primeros planos. Hacemos una subcarpeta que se llame "novios" y copiamos a ella todos los primeros planos de los novios. Una vez en esa subcarpeta etiquetamos todos los planos en los que sonrían con la palabra "sonrisa" y, ya que estamos, añadimos "novio" o "novia" Con eso crearemos automáticamente un acceso directo a todos los planos en los que sonríe el novio o sonríe la novia. También podemos etiquetar todo lo que se nos ocurra: detalles para planos de detalles, besos para todos los planos en los que los novios se besen o cualquier otra cosa que necesitemos. A la hora de acceder a estos clips etiquetados podemos buscar en la carpeta de esa etiqueta, o bien usar el busador de texto y, a ir tecleando letras, se irán filtrando todos los vídeos que contengan las palabras que escribamos.

Aunque de primeras pueda parecer una tarea tediosa e incómoda, el etiquetado se realiza con bastante rapidez, ya que es un proceso muy sencillo y cómodo de realizar. A cambio de esos minutos invertidos en el etiquetado descubriremos luego, si queremos hacer un videoclip o una edición más creativa, que tenemos un absoluto control sobre todo el material y tendremos acceso INMEDIATO a cualquier plano que necesitemos. Se acabó tener que ir buscando el clips carpeta a carpeta o tratar de recordar cúando hacía el novio o la novia esto o lo otro o dónde puse yo este plano. Es realmente un gran avance en la organización de los clips.


5.2 Magnetic Timeline


Figura 8 - Magnetic Timeline

La "Magnetic Timeline", o línea de tiempo magnética, es, si atendemos al número, sólo uno de los innumerables cambios que Apple ha introducido en el nuevo Final Cut Pro X. Pero ese cambio, por sí solo, le ha dado la vuelta por completo al flujo de trabajo que, durante años, hemos seguido miles de editores de vídeo en todo el mundo.

Como sucede con todos los cambios, y más si son muy radicales como es el caso, hay quien ha abrazado el nuevo flujo de trabajo, que se caracteriza por su simplicidad como ahora veremos, como un salto adelante en cuanto a productividad y como una primera piedra en un concepto de edición que prevalecerá en el futuro. Y es que si el proceso de edición es más sencillo el editor puede entonces dedicarle más tiempo, o más atención, al cómo narrar o presentar su historia. Pero también hay un elevado número de usuarios profesionales, tanto de versiones anteriores de Final Cut Pro como de otras aplicaciones de edición, que ven excesiva la simplicidad de la Magnetic Timeline de FCPX y no dudan en catalogarlo de un "iMovie Pro". Y lo cierto es que su parte de razón no les falta, ya que el método de trabajo en FCPX se parece más al de iMovie que al de cualquier otro programa de edición.


5.2.1 Un único hilo conductor
A título personal, me gusta visualizar la Magnetic Timeline como la línea de tiempo de mi propia vida. Todo lo que suceda en el tiempo lo anclo, inexorablemente, a mi propia existencia. Hay ciertos acontecimientos en los que yo no estoy presente, pero siempre los asocio a lo que yo hacía o a donde yo estaba en ese momento. Es el típico ¿dónde estabas cuando pasó tal cosa? Algo parecido sucede en FCPX. Hay una única línea de tiempo base llamada historia principal (Storyline) a la que todo queda anclado. Así, aunque haya otras historias o elementos que sucedan simultáneamente y que podemos colocar por encima (títulos e historias secundarias) o por debajo (efectos de sonido, bandas sonoras) la existencia de estos elementos adicionales no pueden existir de forma independiente y quedan anclados obligatoriamente a algún clip de la historia principal, no pudiendo considerarse esos elementos pistas adicionales, en el sentido tradicional de pista.



Figura 9 - Puntos de anclaje en la Magnetic Timeline

Pongamos un ejemplo. A los 4 minutos y 20 segundos de una edición insertamos un clip de vídeo en el que, transcurridos 3 segundos, alguien aprieta un timbre. Imaginemos que necesitamos insertar el sonido del timbre, ya que no se grabó en escena, y que hemos obtenido de una biblioteca de sonidos. En una línea de tiempo tradicional el efecto de sonido se ubicaría en la pista de audio dedicada a los efectos y tendría asociado el código de tiempo 4 minutos y 23 segundos. En la Magnetic Timeline de FCPX ese efecto de sonido estaría asociado al tercer segundo del clip de vídeo del timbre y no al código de tiempo total. De ese modo, si trasladamos de ubicación el clip de vídeo, su efecto de sonido se moverá con él porque su anclaje no es el código de tiempo global sino el código de tiempo del clip al que va asociado. Tres segundos desde el inicio del clip.

Si extrapolamos el sencillo ejemplo anterior a ediciones más complejas con un mayor número de elementos asociados comprobamos como este nuevo concepto de línea de tiempo permite ser mucho más flexible a la hora de narrar la historia y prestarle más atención a la parte narrativa en sí que a la parte técnica. Ya no hace falta seleccionar con sumo cuidado las herramientas de edición para que al mover uno o varios clips de ubicación no desplacemos a otros y perdamos la sincronía de todo. Con la Magnetic Timeline es mucho más fácil reorganizar nuestra historia con la tranquilidad de que todo lo anterior y posterior al clip que se desplaza permanecerá en su lugar.


5.2.2 Muchos clips no son un problema
Para ediciones en las que es necesario tener que manejar líneas de tiempo complejas con numerosos clips de vídeo, audio, títulos y otros efectos, Apple ofrece dos herramientas adicionales: Secondary Storylines, o historias secundarias, y Compound Clips, o clips compuestos.

Las historias secundarias son clips de vídeo que tienen lugar de forma simultánea con los clips de la historia principal. Por ejemplo, una cabecera en la que necesitamos mostrar varios clips de vídeo y/o títulos de forma simultánea al vídeo de la historia principal. Lo bueno de las historias secundarias es que se trabaja con ellas de forma indéntica a las historias principales y podemos agregarles efectos, transiciones y cualquier otra modificación independiente a la de la historia principal. Los clips secundarios se pueden agrupar y, así, si desplazamos un grupo o le aplicamos un efecto desplazaremos o aplicaremos el efecto a todo el grupo.

En cuanto a los clips compuestos permiten aglutinar en una única referencia visual toda una compleja escena para tener una mejor referencia temporal de nuestra historia principal y no dispersar la vista con multitud de clips asociados. Los clips compuestos, por supuesto, son editables de forma independiente y además dicha composición es totalmente reversible al estado original siempre que queramos.



Figura 10 - Auditions en Final Cut Pro X

Por último, una de las grandes aportaciones de la Magnetic Timeline son las Auditions (adiciones) que permiten, con un sólo toque de teclado, ver una misma escena alternando varios clips para poder decidir con facilidad qué versión se ajusta mejor al efecto deseado.


5.3 Herramientas de audio y gradación de color


Figura 11 - La cuadratura del círculo -o nueva rueda de color de FCPX-

Aunque con la desaparición y descatalogación de Color y Soundtrak Pro Apple se ha cargado de un pluzamo las opciones más avanzadas de gradación de color y edición de audio, lo cierto es que FCPX ha incorporado las hás habituales y además de una forma extremadamente simple. Así, es posible solucionar algunos problemas típicos de audio como el ruido de fondo o interferencias de corriente con un solo clic de ratón. También me ha gustado mucho la opción de sincronizar automáticamente clips de audio grabados por medios externos a la videocámara, algo que agradecerán muchos usuarios pero, especialmetne, aquellos que graban vídeo con cámaras réflex.

En el apartado de color es posible hacer balances de blancos decentes de forma totalmente automática, aunque personalmente sigo prefiriendo gradar de forma manual. En lo que sí se ha mejorado, y mucho, es en la igualación de planos. Así, una vez gradado un clip igualar otros con esos ajustes es prácticamente instantáneo. No me gusta tanto, sin embargo, el nuevo "rectángulo" de color que sustituye a las tres ruedas tradiciones aunque, sin embargo he de admitir que cumple con su papel.


5.4 Retiming


Figura 12 - Retiming en Final Cut Pro X

La nueva herramienta para cambios de tiempo es mucho más sencilla y ya no hace falta recurrir a Motion para poder usar interpolado "Optical flow". No obstante, se echan en falta curvas de animación de keyframes.


5.5 64 bits, optimización de CPU y GPU y renderizado en segundo plano
El aumento en el rendimiento de FCPX es espectacular con respecto a la versión anterior. Por un lado, FCPX está optimizado para trabajar en un SO de 64 bits como Snow Leopard o Lion, lo que significa que hace un aprovechamiento completo de toda la RAM instalada en el sistema y no sólo de 4 Gbytes como sucedía hasta ahora. Por otro lado, Final Cut Pro utiliza la arquitectura Grand Central Dispatch de Mac OS X para exprimir el rendimiento de cada núcleo del sistema. Y todo esto no es solo palabrería de Apple. La eficacia de FCPX se nota; y mucho.



Figura 13 - Renderizado en segundo plano en FCPX

Pero, además de este aumento del rendimiento en tiempo real, el nuevo renderizado en segundo plano permite aprovechar ciclos muertos de procesador para ir renderizando en segundo plano mientras no se hace otra tarea. Resultado: un amento más que notable en la productividad. Se hace más en menos tiempo.


5.6 Contenidos adicionales
Una vez finalizada la descarga e instalación de Final Cut Pro X no te olvides comprobar las actualizaciones del sistema. Verás que hay varios contenidos adicionales disponibles que merece la pena descargar.



Figura 14 - Descarga de contenidos adicionales


6. ¿Qué entiende Apple por profesional?
Si prestamos atención a las carencias, es evidente que Apple ha descuidado gravemente a sus usuarios profesionales más exigentes. Sin embargo, la mejora de rendimiento y el nuevo concepto de edición que presenta FPCX y que, por cierto, me han cautivado por completo, permiten, al menos bajo mi punto de vista, ahorrar muchas horas de trabajo. Eso sí, una vez realizada la preceptiva formación, claro. Pero una vez superado el período de adaptación todo es mucho más intuitivo y flexible. Realizar cambios en un proyecto ya no da tanta pereza como antes por lo que todo está abierto a la experimentación hasta dar con la edición perfecta. Con el nuevo gestor de medios todos los clips están bien clasificados y son fácilmente accesibles; y la sencillez y flexibilidad de la nueva Magnetic Timeline permiten hacer infindad de cambios hasta dar con la narración que más nos satisfaga; destacando en este aspecto la posibilidad de ver varias versiones de un mismo proyecto gracias a las "Auditions".

Así pues, si prestamos atención al nuevo flujo de trabajo FPCX, es una herramienta profesional muy valiosa porque, para los profesionales, el tiempo es dinero. Pero, por otro lado, las carencias de FCPX son, para muchos de esos profesionales, simplemente insalvables. La pregunta que me viene a la cabeza tras realizar este análisis es ¿qué entiende Apple por profesional?

La sensación que me queda tras haber trabajado con FCPX durante unos días es que facilita el trabajo para el 90% de los editores. Para esos editores todo es mucho más fácil y sencillo y, además, el nuevo flujo de trabajo permite que editores no profesionales se acerquen a esta nueva aplicación. Y, claramente, esa cuota de mercado es mucho mayor que el 10% restante que se corresponden con grandes productoras, ya sean independientes, de cine o de televisión. Ese 10% es el que más ruido ha venido haciendo desde el lanzamiento de FCPX porque es evidente que Apple les ha dejado en la cuneta en un lugar desierto y, además, en una zona sin cobertura... Avid y Adobe lo han visto clarísimo y han salido rápidos al rescate de ese mercado profesional ofreciendo diversos descuentos para usuarios actuales de Final Cut Pro y, además, se han lanzado en una fácil campaña de "Avid puede hacer esto, FCPX no", "Adobe puede hacer esto, FCPX no".

Aunque es evidente que FCPX, a día de hoy, no puede dar cabida a ese 10% de usuarios profesionales yo todavía creo que FPCX puede llegar a abrazarlos. Por dos motivos:

1. Como ya he comentado, FCPX será en breve un software de masas. Insisto en que el 90% de sus usuarios, incluyendo usuarios profesionales, pueden cubrir sus necesidades sin salir de FCPX. Y son muchos miles de usuarios como para que terceras empresas no amplien o mejoren aquellas características con las que FPCX no cuente o no las cubra de modo satisfactorio.

2. Ese 10% de usuarios insatisfechos no están preparados para cambiar de software YA. Final Cut Pro 7 sigue siendo un software perfectamente válido y esos usuarios seguirán usándolos durante algún tiempo. Y durante ese tiempo FPCX puede cubrir sus carencias, como comentábamos, bien por sí mismo gracias a actualizaciones de Apple o bien mediante terceras empresas. Además, cambiar todos sus sistemas de edición por Avid o Premiere no solo tiene el coste de las licencias. Uno de sus problemas es el mismo al que se enfrentan los potenciales usuarios de FPCX: hace falta formación.


6.1 Por culpa de una tilde


Figura 15 - Cierre inesperado por culpa de una tilde (pincha para ampliar)


A fecha 6 de julio de 2001, Final Cut Pro X, en su primera versión, se cierra inesperadamente siempre que, escribiendo un título, se usa una tilde. Si te has quedado con cara de sorpresa al leer esto a mí se me quedó cara de tonto. Es un fallo que, sin la menor de las dudas, se corregirá en breve, pero es un claro ejemplo de que FCPX no es, a día de hoy, un producto listo para quienes se ganan la vida editando a diario. Es decir, los profesionales. Puedo recomendar a todo el mundo que pruebe FPCX; pero no que todos los profesionales den el salto definitivo a trabajar sólo con él. Al menos no de momento.

NOTA: No se pueden escribir caracteres especiales en el titulador pero sí se pueden copiar y pegar; de modo que si escribes el texto que necesites en TextEdit o cualquier otra aplicación (incluso la casilla de Spotlight como hago a menudo) luego sí puedes pegar el texto sin problemas.


6.2 Dile a Apple lo que piensas


Figura 16 - Formulario de opinión

Mediante el enlace de la imagen, se accede a un formulario de recogida de opiniones y sugerencias de parte de los usuarios de Final Cut Pro X. En inglés, eso sí. Apple promete revisar y leer todas las opiniones. Lo que me pregunto es:

1. ¿Será verdad que se lo leen todo?

2. Si miles de usuarios piden lo mismo... ¿nos harán caso?

Por probar...

Autor
Ramón Cutanda (videoed)

Foros para publicación de dudas
Si tras ver el manual tienes alguna duda o quieres preguntar algo, por favor, usa este foro:
Si simplemente quieres dar tu opinión sobre este manual, por favor, usa este hilo:

http://www.videoedicion.org/foro/index.php?topic=76116.0

 

Respuesta rápida

En la Respuesta rápida puedes escribir un mensaje mientras ves un tema completo sin necesidad de abrir una nueva ventana. Puedes usar BBC y emoticonos como lo harías en un mensaje normal.

Advertencia: No se ha publicado ninguna respuesta a este tema desde hace 365 días como mínimo.
A menos que estés seguro de que quieres responder, por favor, considera el empezar un nuevo tema.

Nombre:
Email:

Teclas método abreviado: presiona alt+s para enviar formulario/publicar o alt+p para previsualizar


SMF spam blocked by CleanTalk
Powered by SMFPacks Menu Editor Mod
Powered by SMFPacks Media Embedder